Refinanciación de deudas

Tras un análisis de la actual situación financiera de la empresa, se diseña la estructura óptima de financiación y se procede de forma activa a negociación con Entidades Financieras hasta la consecución de las nuevas condiciones de la deuda actual y la obtención de deuda adicional necesaria.
 
Ello, con el fin de permitir a la Sociedad restablecer su equilibrio financiero y así poder afrontar sus operaciones con mayor rentabilidad, así como poder aprovechar las oportunidades de crecimiento que existen en el mercado.
 
El siguiente esquema, muestra en detalle tanto el proceso como el alcance del trabajo a realizar:
 
Una vez cerrada la refinanciación, dará comienzo la Fase de Seguimiento, en la cual se realiza una revisión mensual de la evolución y cumplimiento del plan de negocio previsto así como de la generación de flujos de caja para atender el servicio de la deuda.